Las heladas en invierno, momentos clave para la hierba

Las heladas, momentos clave para la hierba en invierno | Gaudi Reus Golf Club

Una de las tareas prioritarias de los Greenkeepers durante el invierno es la de vigilar las heladas del campo.

Existen principalmente dos tipos de heladas. La primera y más común es la escarcha, que simplemente es la congelación de la humedad que se deposita encima de la hierba durante la noche. La escarcha no supone problema alguno para el campo, el césped no está congelado.

El otro tipo de helada se la llama “helada negra”. Éstas se producen cuando la temperatura baja por debajo de los 0 ºC, pero no se forma escarcha encima del césped. Son días en que coincide que hace mucho frío, el cielo está despejado y hay algo de viento. Aparentemente el campo está bien, pero en realidad el césped está congelado.

Se les llama heladas negras porque si se pisa el campo o se pasa con un buggy, el césped se rompe y durante unos días se ven las pisadas o las rodadas de los buggy de color negro. Al cabo de unos días la planta se regenera y se vuelve verde otra vez.

En lo que llevamos de invierno ya hemos tenido 4 heladas negras en el Gaudí Reus Golf Club. La más evidente ocurrió el martes pasado, día que amaneció a -1ºC y hacía algo de viento, por lo que nuestro Greenkeeper retrasó la apertura del campo una hora.

Para evitar las heladas negras se podrían echar productos químicos en el campo, pero ésa no es la filosofía del Gaudí Golf. Con el propósito de ser un campo lo más natural y ecológico posible, en los días de heladas negras se ha preferido optar por esperar a que la propia naturaleza, subiendo la temperatura, sea quien descongele el campo, sin usar productos químicos.

Comments are closed.